Principal

AL DIA con el especialista IMC-Obesidad

Índice de Masa Corporal- Obesidad



Dentro de los numerosos índices utilizados para la valoración del peso, el índice de masa corporal o -body mass index- (IMC),  que se define como la relación entre el peso en kilogramos dividido por la talla al cuadrado (IMC=peso (kg)/talla2 (m), es el más utilizado en la actualidad para determinar el estado nutricional y por ende para el diagnóstico de obesidad, de acuerdo a los criterios de clasificación recomendados por la OMS.


El IMC presenta una buena correlación con la grasa corporal total, pero no permite cuantificarla ni menos determinar su distribución.   Estudios  señalan el aumento de la mortalidad en un 35% cuando el IMC es mayor a 27, y diez veces mayor cuando el IMC es superior a 40.
 
 
Durante mucho tiempo las tablas basadas en peso para altura y sexo, tales como las de la Metropolitan Life Insurance Company, se utilizaron para definir el rango de peso normal, pero paulatinamente fue remplazada por el IMC, el cual refleja de mejor manera el grado de adiposidad corporal; sin embargo su desventaja es que no suministra información  sobre la cantidad ni la distribución de la grasa corporal. Esta distribución de la grasa es considerada un factor predictor independiente de riesgo para la salud.

A mayor IMC se incrementa el riesgo de padecer diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial (HTA) y enfermedad cardiovascular (American Journal Clinical Nutrition, 1998).
 
El IMC no es aplicable a todas las poblaciones, como es el caso de la población asiática en donde los puntos de corte son más bajos para riesgo de diabetes tipo 2,HTA y dislipidemias, siendo el IMC en riesgo entre 23 y 24,9 en asiáticos para estas patologías, equivalente a un IMC entre 25 y 29,9 en europeos.
 
El diagnóstico de obesidad en la actualidad se establece con un IMC mayor o igual a 30 Kg/m2.
 
La medición del índice de cintura representa el criterio más útil para definir la distribución de la grasa abdominal y con ella el riesgo de enfermar, sin embargo, el índice cintura/cadera tampoco es apropiado para medir con exactitud el contenido graso.
 
La relación del IMC con el índice de cintura permite evaluar de manera más precisa el riesgo de morbimortalidad.
 
Los individuos con pesos extremos, muy bajos o muy altos, tienen mayor riesgo de mortalidad. La mayor parte de los estudios realizados demuestran una relación directa entre IMC y mortalidad.
 
Según investigaciones realizadas por el Instituto Americano de Nutrición, el riesgo de mortalidad más bajo estaría comprendido entre un IMC de 18 a 25. El mayor riesgo de mortalidad por causa cardiovascular en el obeso, estaría determinado por sus comorbilidades asociadas.
 
Estudios prospectivos a largo plazo, sugieren que la obesidad es también un importante factor de riesgo independiente para enfermedad coronaria y mortalidad, siendo este riesgo más pronunciado en la población joven y en la obesidad androide (aumento de grasa abdominal intraperitoneal).
 
Créditos y Agradecimientos
DRA. ELVIRA CHEIJ
Médica- Nutriologa del Instituto de Nutrición y Tecnología de Alimentos (Inta) de la Universidad de Chile.