Principal

Consejos útiles Prevención y cuidado del Pie Diabético

DiabeTIPS para la prevención y el cuidado del Pie Diabético



1. Control metabólico adecuado
2. Revisión periódica de los pies
3. Uso de calzado adecuado
4. Uso de medias adecuadas
5. Ejercicio Físico



               

Control metabólico adecuado:

– Tratamiento No farmacológico.
– Tratamiento Farmacológico.
A1C =< 6.5%

Revisión periódica de los pies:
  • Sentado y con buena luz:  puede ayudarse con un espejo para lograr visualizar mejor la planta de los pies o pedir  ayuda a un familiar. Preferiblemente después de haber realizado el lavado adecuado de sus pies.
  • Buscar: anomalías como grietas, callos, heridas plantares o interdigitales (espacio entre los dedos), zonas de durezas, etc.
  • Lavado de los pies: debe ser diario, preferiblemente con agua templada (30 – 36ºC) comprobando la temperatura con el codo. Utilizar jabones neutros evitando el uso de cepillos o guantes de crin o piedras pómez para remover las durezas, evitar los baños prolongados.
  • Secado de los pies: debe ser muy exhaustivo especialmente en la zona interdigital (espacio entre los dedos)  ayudándose de una toalla delgada o toallas de papel pero evitando la fricción. También se puede utilizar secador de cabello en frio o el uso del ventilador.
  • Hidratación de los pies: cremas hidratantes a base de lanolina, urea 10% y/o aceites aplicando una capa fina mediante un masaje ligero en planta del pie, dorso y toda la pierna hasta la rodilla. NO aplicar la crema entre los dedos.
  • Corte de uñas: debería hacerse después del lavado de los pies, NO deberían ser cortadas por el propio paciente, NO cortarlas con cortaúñas, si son uñas delgadas usar tijera roma, si son uñas gruesas usar alicates. El corte de la uña debe ser horizontal, dejando rectos los bordes de las uñas (no retirarlos), no deben dejarse ni largas ni cortas, aprox. 1mm por delante del pulpejo. Luego se deben limar con lima con cartón para no dejar asperezas.

Uso de calzado adecuado

  • El zapato no debe estar ni demasiado apretado ni suelto;  su interior debe ser 1 a 2 cm más largo que el propio pie; y la anchura interna debe ser igual al ancho del pie en el lugar de las articulaciones de las falanges metatársicas. La altura debe dejar suficiente espacio para los dedos; y que no tenga costuras internas prominentes.
  • La compra de los zapatos debe hacerse al final del día y debe hacerse una lenta adaptación de ellos (usar al comienzo una hora al día).
  • El mejor material es el cuero, tanto por dentro como por fuera, debe ser ligero y flexible en la zona de dedos, sin costuras interiores, preferiblemente de amarrar o con velcro.
  • La suela debe ser antideslizante, corrida y con grosor +/- 2-3cms, (considerando la altura del tacón para las mujeres).
  • Diariamente antes de utilizar el calzado, debe comprobar con las manos su interior: observe que no tengan grietas, forro despegado, clavos, piedras o irregularidades.
  • Debe tener al menos dos pares de zapatos, para dejar airear un par cada día.  Repare las partes desgastadas del zapato.
  • Las personas con callosidades o deformidades en los pies deben usar un calzado especial y plantilla.

Uso de medias adecuadas

  • Medias de algodón, hilo o lana y de colores claros.
  • Sin costuras ni dobleces, ni cauchos en la parte superior (que puedan apretar).
  • No deben utilizarse ligas.

Ejercicio Físico

  • Recomendado por el médico previa evaluación.
  • Ejercicios recomendados: caminatas, natación, danzas, bicicleta, patinar, gimnasia, básquetbol o fútbol.
  • Neuropatía: natación, ciclismo, remo.

No se recomienda: caminatas prolongadas, trotar, cualquier ejercicio que genere stress o choque.

¿Qué NUNCA hacer?

  • Utilizar objetos cortantes (hojas de afeitar, tijeras, limas) – evitar la “auto cirugía”.
  • Aplicar remedios caseros ni pomadas callicidas, ya que son excesivamente abrasivas.
  • Tratarse las heridas sin antes consultar al médico.
  • No Fumar.
  • Calentar los pies con una fuente de calor directa.