Principal

Cosmecéuticos Productos para el cuidado de la piel


Cuidado de la piel y los pies



¿Quieres mantener tu piel sana?

Algunos personas con Diabetes pueden presentar alteraciones en su piel, debido a que el aumento del azúcar en la sangre puede ocasionar cambios degenerativos en la piel creando cierta predisposición a infecciones, dificultad en la cicatrización de heridas, problemas de resequedad, de circulación a las extremidades inferiores y neuropatía diabética (pérdida de sensibilidad en las  piernas y pies).

¿Cómo debo cuidar mi piel?
  • Realizar revisión de su piel y pies como parte de su rutina diaria.
  • Tenga cuidado con la temperatura del agua al momento del baño, si está demasiado caliente puede generar quemaduras y/o lesiones.
  • Posterior al baño, seque muy bien su cuerpo evitando la humedad,  sobre todo los pliegues (axila, cuello etc.).
  • Evite rascarse en heridas con  las uñas o con objetos  afilados y corto punzantes.
  • Si observa manchas, oscurecimiento, enrojecimiento, dolor e hinchazón en alguna parte de la piel se debe acudir al médico.
  • Tenga cuidado con el cuidado de sus uñas, es preferible limarlas que  cortarlas.
  • Utilice cremas humectantes para piel.
  • No cruce las piernas en la posición sentada.

La revisión de los pies es una parte fundamental del autocuidado de la personas con  diabetes,  saber reconocer y tratar tempranamente los problemas de los pies puede ayudarle a prevenir complicaciones severas.
 
¿Cómo debo cuidar mis pies?

Revisión:
  • Revise sus pies diariamente  y esté atento a ampollas, fisuras, callos, áreas inflamadas, infección por hongos, signos de presión del zapato, signos de  cortes, magulladuras y heridas cutáneas abiertas entre los dedos, esto puede crear complicaciones a mediano plazo por lo cual debe consultar al profesional de la salud.
  • Para revisar su planta de pie puede utilizar un espejo o pedirle ayuda a otra persona.
  • No usar agentes químicos para eliminar granos y callos. Consulte a un profesional especializado.

 Higiene:
  • Lave sus pies diariamente con  agua tibia y jabón suave.
  • El lavado de pies debe hacerse de forma breve, un baño muy largo puedo favorecer el reblandecimiento de la piel.
  • Si requiere medir la temperatura del agua, hágalo con la mano, no con los pies (no asearlos con agua muy fría o caliente).
  • Secar cuidadosamente los pies,  especialmente entre los dedos.
  • Utilice una crema humectante
 
Auto-Cuidado:
  • Evitar las temperaturas extremas, tanto el calor como el frío.
  • No caminar descalzo.
  • Corte las uñas en línea recta, si tienen problemas de visión o  dificultad para hacer esta actividad pida ayuda a otra persona.
  • No corte las cutículas, si desea eliminar el cúmulo de tejido del surco de las uñas, mojar y restregar con un cepillo blando.
  • No utilice bolsas de agua caliente  ni eléctricas para calentar sus pies.
  • Usar medias de calidad,  en buen estado y bien calzadas.
  • Cambie sus medias diariamente, prefiera las que son en algodón y/o lana, con costura por fuera, y evite aquellas que tienen ligas o borde elástico. 
  • Utilice zapatos blandos y cómodos.
  • Cada vez que vaya a calzarse, de vuelta al zapato para asegurarse de que no haya caído ningún objeto extraño en su interior.  
  • Inspeccione frecuentemente sus zapatos para asegurar su buen estado y esté atento a cualquier elemento que pueda dañar sus pies.
  • Realice actividad física siempre con calzado cómodo.
  • Evite el consumo de tabaco.
  • Si tiene inquietudes sobre el cuidado  de sus pies consulte a su médico.

Este material no pretende sustituir el tratamiento o dictamen médico profesional; es desarrollado como apoyo educativo para entender aspectos básicos sobre la diabetes.

 
Bibliografía asociada:
http://todosobrediabetes.com/cuidados-pie-diabetico
http://www.centroantidiabetico.com/blog/category/cuidados-de-la-piel/
http://www.iniciativat.com/dermatologia/1344-la-piel-en-pacientes-diabeticos.html

>>Click aquí para más información